El Ministerio de Medio Ambiente cree que los talleres no deben pagar por el aceite usado

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente avala el planteamiento inicial de asociaciones como Conepa o Ganvam desde que comenzó a surgir el problema, allá por el último trimestre de 2015: los talleres no deberían pagar por la recogida del aceite usado. Nueve meses ha tardado el organismo competente en dar respuesta a las sucesivas peticiones de pronunciamiento de Conepa, la primera de ellas realizada el pasado mes de noviembre.

El Área de Calidad y Medio Ambiente de Conepa ha transmitido ya a sus entidades asociadas el siguiente informe de valoración:

  1. La interpretación de las normas corresponde a los Tribunales de justicia, la respuesta que proporciona el Ministerio en el escrito es su punto de vista. Conepa está estudiando posibles vías para garantizar que la normativa se cumpla.
  2. Lo primero que se mencionan en la respuesta es la “responsabilidad ampliada del productor del Producto” según lo recogido en el RD 679/2006, de 2 de Junio por el que se regula la gestión de los aceites industriales usados y la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados. En base a esta legislación, la gestión de los aceites industriales usados corresponde a los fabricantes que los ponen en el mercado, especificando que en caso de que dicha gestión de aceites usados conlleve un coste económico su financiación deberá ser asegurada por dichos fabricantes de aceites industriales.
  3. Para el taller que genera aceite usado la norma contempla tres opciones para su correcta gestión:
    – Entregarlos a un gestor autorizado
    – Gestionarlos por sí mismo con la autorización correspondiente o
    – Entregarlos a los fabricantes de aceites industriales.
  4. En este último caso, los fabricantes están obligados a hacerse cargo y abonar por ellos el precio del mercado, si este fuera positivo. Esto es muy importante y nuevo pues, bajo el punto de vista de Conepa, obliga a los fabricantes (a través de los SIG) a pagar por la recogida del aceite usado cuando tiene un valor positivo.
  5. Por último vuelve a dejar claro que la obligación de los fabricantes siempre va a ser garantizar la recogida del residuo y financiar sus costes, independientemente de si la recogida la realizan por sí mismos, a través de un SIG o si esta la hacen otros gestores autorizados.

Conepa recuerda que, en estos momentos, sus asociaciones están haciendo posible que la vía de la recogida gratuita no se haya cerrado para sus talleres. A través de una acción realizada hace unos meses, las diferentes entidades integradas que habían detectado en su territorio el problema se dirigieron a todos los gestores autorizados que operaban en sus respectivos territorios. Los contactos fueron fructíferos y se encontraron operadores que confirmaron la recogida gratuita.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha manifestado que “las empresas recogedoras vienen tratando injustamente de que el taller compense la pérdida de valor que el aceite usado ha sufrido como consecuencia de la caída del precio del Brent, pero ahora, con esta respuesta oficial en la mano, ya no hay sombra de duda, y no es que lo digamos en Ganvam sino que lo dice también Medio Ambiente: son los fabricantes de aceite los que deben garantizar la recogida gratuita del lubricante usado”.